Los lobos marinos fueron los que dieron nombre a este enclave del sur de Madeira, cuyo pueblo costero desprende paz y nostalgia a partes iguales

El paisaje rocoso se transformará por un momento en un campo verde de suaves ondulaciones donde se puede apreciar la actividad ganadera de la zona

Este fue el primer parque estelar del mundo certificado por la Fundación Starlight debido a sus buenas condiciones para observar las estrellas

Las ciudades hablan a través de sus edificios. La arquitectura brinda servicio y bienestar a la sociedad

Continuamos hasta San Vicente por un paisaje precioso al borde de la costa. Aquí nos encontramos playas y calas espectaculares, como la de Oyambre y los arenales de Merón

Si el sol acompaña, La Fajana presenta una estampa espectacular, con sus escaleras, caminos y rampas muy bien adaptadas a las características de la lava

El verdadero tesoro de la batalla de Rande es su historia. En su recuerdo, entre los jardines que decoran el castro está el monumento a los galeones de Rande

Entre tiendas multicolores y terrazas a la sombra, la zona de casas de comidas de Sucupira está situada en el corazón del mercado