La ciudad de todas las Francias

Una belleza difícil hecha ciudad

Los lobos marinos fueron los que dieron nombre a este enclave del sur de Madeira, cuyo pueblo costero desprende paz y nostalgia a partes iguales

El paisaje rocoso se transformará por un momento en un campo verde de suaves ondulaciones donde se puede apreciar la actividad ganadera de la zona

Este fue el primer parque estelar del mundo certificado por la Fundación Starlight debido a sus buenas condiciones para observar las estrellas

Las ciudades hablan a través de sus edificios. La arquitectura brinda servicio y bienestar a la sociedad