La ciudad de todas las Francias

El cementerio de Prazeres es sin duda uno de los lugares más melancólicamente bellos de Lisboa