Aunque no muy numerosos, los cementerios ingleses son el mejor ejemplo de la cantidad de comerciantes británicos que hubo en Canarias

Canarias tiene un interesante "patrimonio de la muerte"