Canarias tiene un interesante "patrimonio de la muerte"