La fauna africana, única, diversa y abundante también ha sido desde el principio, un símbolo identificativo del continente