Por Carlos Fuentes

Camden Square

camdem-square

La plaza de Camden es un rectángulo trufado de jardines situado junto a Camden Road, epicentro de este barrio multicultural situado al norte de Londres. En uno de sus edificios de apartamentos apareció muerta Amy Winehouse la tarde del 23 de julio de 2011. Desde entonces, Camden Square se ha convertido en lugar de peregrinación de sus seguidores. Y suelen dejar algún objeto de recuerdo o un grafiti de homenaje en la placa informativa.

Estatua en Stables Market

estatua-amy-winehouse

En 2014, tres años después del fallecimiento de la cantante, se decidió homenajear a su figura por la importancia que tuvo en la música pop y se colocó una estatua en su barrio de residencia. Realizada por el artista Scott Eaton, la estatua muestra a Amy Winehouse de pie con el gesto característico de una mano en la cadera, tacones altos y trenzas rasta. La obra de bronce mide 1,75 metros, algo más del 1,59 que la cantante medía realmente.

Grafitis en las calles de Londres

graffiti-amy-winehouse

Las calles de Londres no se olvidan de Amy Winehouse. Sobre todo en los barrios en los que la cantante vivió y comenzó sus primeras actuaciones, con bastante frecuencia suele aparecer un recuerdo de la diva desaparecida con 27 años. Artistas no identificados de la ilustración urbana como Pegasus han dejado grafitis de homenaje a Amy en calles como Hungerford Road o en una pared del pub The Earl of Camden, en el que fuera su barrio.

Museo Judío de Londres

museo-judio-de-londres-amy-winehouse

Situado al sur del barrio de Chalk Farm, junto al vecindario de Camden en el que residía la cantante, este centro sociocultural era uno de los lugares preferidos de Amy Winehouse cuando trataba de buscar un poco de intimidad. En 2013, cuando se cumplieron dos años de su fallecimiento, el museo le dedicó una exposición basada en aspectos familiares de la joven artista. Aquí por primera vez se mostraron fotos de su niñez y objetos personales.

Fundación Amy Winehouse

amy-winehouse-fundacion

Después de todo, después de la música y también después de la tragedia por una muerte que se pudo haber evitado, lo que queda de Amy Winehouse son sus canciones. También su ejemplo. Con ese objetivo nació The Amy Winehouse Foundation, organización que ha puesto en marcha un programa gratuito para ayudar a mujeres jóvenes a dejar el alcohol y las drogas. Tiene su sede en Londres y actúa principalmente en barrios pobres del este.