Las vacaciones llegan a su fin y con él llega la "depre" postvacacional, ¿se puede combatir?