Desde los cielos del archipiélago se pueden divisar amplios paisajes, no sólo para amantes del riesgo.