En todas las islas hay o han habido paradores turísticos. Conoce dónde puedes y dónde no puedes visitar uno