Muchas de las islas disponen de áreas habilitadas para jugar con su mascota.