Si hay algo que ha lanzado Mallorca al mundo es la ensaimada, una pieza de repostería que nunca falta en los desayunos o meriendas de los mallorquines