El Castillo de la Luz fue una de las principales fortalezas de defensa de Las Palmas de Gran Canaria