Canarias está llena de espacios susceptibles de ser declarados Patrimonios de la Humanidad. Y su gente lo sabe, ¡y lo reclama!