Los herreños fueron comprobando que la parte volcánica más virginal y espectacular de la Isla escondía una coqueta y linda playa de fina arena con ese color tan de vida

La región es conocida por los montañeros europeos como el “Petit Himalaya” por sus similitudes, guardando las distancias, con la lejana cordillera asiática

Al finalizar la primavera, cuando las hojas de pinocha comienzan a cubrir el suelo, el bosque se llena de bellos sonidos

Mindelo, declarada en 2003 Villa Cultural de la Lusofonía, se abre ante nuestros ojos con cierto sabor europeo, con reminiscencias de fado convertido en morna

Las islas conservan el trazado original de muchas de sus urbes, manteniendo la esencia del siglo XV.