Las distintas estaciones del año ofrecen alternativas que se adaptan al gusto del turista más exigente

A partir del barranco de Juan Gómez, el sendero marcha junto al litoral, sobre pequeños acantilados de apenas una decena de metros de altura

Aquí esos pequeños problemas de logística no importan. No hay estrés. No hay prisa

Una vez que se alcanza el agua, el chapuzón se convierte en un verdadero regalo

Entre los años 1970 y 2030 la población mundial de chimpancés se habrá reducido un 50 %

Le sugerimos visitar este rosario de miradores desde los que abrirse a los montañosos y desérticos paisajes majoreros.

La variedad de arena, dunas y rocas produce un fenómeno natural único en este desierto cercano a las aguas del océano Atlántico

No es muy grande, pero con mar bueno y en bajamar sus dimensiones se amplifican y crecen también las ganas de darse un chapuzón
Pino de Gáldar

El itinerario se inicia en el caserío de Fontanales, enclavado en las húmedas medianías del municipio de Moya