Por Galo Martín Aparicio

Alejandra Parejo (1990, Palma de Mallorca) debuta como novelista con Una familia normal, libro publicado por Temas de Hoy. Para promocionar su novela va a realizar más entrevistas que viajes. Para suplir ese déficit, creemos, nos cita en el madrileño Hotel de las Letras. Un hotel, aunque esté en la ciudad en la que uno vive, es estar en otra parte sin maleta. Alejandra nos espera sin equipaje y nosotros le preguntamos sobre los destinos que más le atraen. La mayoría se concentran en las Islas Baleares, archipiélago que Alejandra conoce como lo hacen las personas que echan de menos algo. Esa misma sutileza es la que ha empleado en su libro para tratar dudas íntimas  y temas incómodos, en los que la culpa y el juicio de los otros es un lastre a la hora de tomar decisiones. Alejandra, que por edad hace parte de esa generación actual de jóvenes que nunca ve que sea el momento adecuado para nada, ha decidido escribir y seguir haciéndolo.

 

¿Dónde está tu casa y dónde tu hogar?

Mi casa en Madrid, mi hogar en Mallorca. Aunque cuando me voy a Mallorca necesito Madrid y cuando estoy en Madrid echo de menos Mallorca.

 

Eres de Palma de Mallorca, pero vives en Madrid, ¿cuál es tu lugar favorito de la ciudad?

El barrio de Las Letras porque vivo allí desde hace tres años y parte de la novela nació justo ahí.

 

En tu página web se lee: “Escribo desde siempre”. ¿A quién escribiste y desde dónde tu última postal?

A mí misma. Suena un poco raro, pero estuve en la Fundación Miró en Mallorca y me escribí una postal para ponerla en la nevera de mi casa nueva. Normalmente, cuando viajo suelo enviar postales a mi madre, a mi hermana mayor y una amiga.

 

¿Qué echas de menos en la península?

El mar.

 

¿A dónde te gustaría ir de viaje promocional de tu novela y la editorial no te va a llevar?

A San Sebastián y a Roma.

 

¿Qué es lo que más valoras de un hotel?

La almohada.

 

¿Qué no falta nunca en tu maleta?

Un libro.

 

¿Cuál es lugar de Mallorca al que los turistas van y te sorprende que lo hagan?

Magaluf y la playa de El Arenal.

 

¿Recomiéndame un hotel, un restaurante y un lugar con vistas en Mallorca?

Un hotel el Agroturismo Gossalba, un restaurante Casa Jacinto donde voy desde que soy pequeña y un lugar con vistas Sa Foradada, para ver el atardecer.

 

¿Cuál fue tu último destino y por qué lo escogiste?

Menorca. Fui unos días al comienzo del verano con mi familia y lo elegí porque es un lugar que me transmite mucha calma. Queríamos pasar unos días cerca del mar y descansar y Menorca nos pareció el lugar perfecto.

 

¿Tu medio de transporte favorito cuál es?

Mi medio de transporte favorito es el avión, pero si tengo que elegir uno en Mallorca sería un llaut (embarcación tradicional mallorquina) y mi coche. Siempre que llego a Palma me alivia mucho cogerlo y conducir ratos largos escuchando música. En Madrid no tengo coche.

 

¿Qué es lo que te sorprendió de Madrid?

La gente. Creo que los madrileños son personas muy abiertas y siempre están dispuestas a compartir su tiempo contigo.

 

¿Cuándo tienes visitas adónde sueles llevarles?

En Madrid a la terraza del Círculo de Bellas Artes. En Mallorca a Cala Deià.

 

¿Prefieres viajar sola o acompañada?

En este momento de mi vida sola.

 

¿El desamor es un destino más visitado que Magaluf?

Sí, pero con mejores turistas que en Magaluf.