El amor está en los ojos de quien lee,

no en mis poemas.

El amor está en la piel de quien abraza,

no en el aire.

El amor está en los tres primeros besos,

y también en los finales.

El amor es ese territorio extraño

que te engancha y te acojona.

El amor está en mis dedos

enterrándose en tu falda.

El amor está en los cuadros,

en estatuas, en canciones.

El amor siempre pilota

los escuadrones del miedo.

El amor está en un Whatsapp

y en mil llamadas perdidas.

El amor está en mi cuerpo

cuando arde en tus rutinas.

El amor está en pasados que aún titilan de nostalgia.

El amor está en las manos de una noche maternal.

El amor está en las plazas

y en un concierto de Silvio.

El amor está en nosotros,

y en nosotros,

el amor, era destino.

Texto del libro Compañera galáctica