Por Enrique Areilza*

Ilustración por Ilustre Mario

La convivencia con un jefe tóxico puede disparar tu nivel de cortisol y con este perder memoria e incluso masa cerebral. Lo mejor, huir antes de que sea tarde.

Existen cientos de clasificaciones de tipos de jefes y miles de consejos de cómo tratarlos. Nosotros tan solo nos centraremos en los efectos que te puede generar tener un mal jefe y dos únicos consejos. El primero y más eficaz es salir corriendo. El segundo es tratar de hacérselo entender. No es fácil que lo entienda y lo digo por propia experiencia, como jefe.

Todo el mundo ha podido disfrutar y sufrir distintas personalidades jefunas. Particularmente he tenido bastante buena suerte: la gran mayoría de mis jefes han sido magníficos jefes. Cuidado, no quiere decir que no tuviesen sus cosas…

Un gran maestro de ajedrez

Tuve un jefe que era gran maestro de ajedrez, una máquina de razonamiento estratégico y numérico, hasta aquí lo genial. En el otro lado, pasaba totalmente de todo lo que no fuera él mismo y sus intereses. A mí me genero muchísimo estrés. Siempre con la guardia en alto, siempre con alta concentración para no perderle mucho el ritmo. Diría que fue una época de aprender sufriendo. Estrés: 8 sobre 10.

Un fósforo

Este era un genio, no de la lámpara, sino más bien del soplete. Nunca podías predecir la intensidad de la respuesta a una mala noticia. La muerte del mensajero era una posibilidad cierta. En una ocasión escuché que esos accesos coléricos no eran malos para el corazón; incluso eran algo magnífico, ya que actuaban como un entrenamiento tipo HIIT (entrenamiento a intervalos de alta intensidad), lo fortalecía  –al corazón, quiero decir–. A mí me venía de perlas esa teoría y no la cuestioné, yo también soy un poco incendiario. Estrés: en general medio y saludable, con momentos de pánico desatado.

Un pasota

Al principio tener un jefe pasota es un gustazo, no hay estrés. Sin embargo, un estudio reciente demuestra que a medio plazo el tipo de jefe ausente duele durante más tiempo. Estrés a corto plazo: ninguno.

Y así suma y sigue. Ahora nos toca explicar la conexión entre el mal jefe, el cortisol, la pérdida de memoria y de capacidad cognitiva… A eso vamos. A avisarte de los terribles efectos secundarios. Si no eres capaz de evitarlos haciendo cambiar a tu jefe, vas a sufrir, así que lo mejor es que salgas corriendo sin mirar atrás. Y sabes que aquí correr no es de cobardes, todo lo contrario: hay que ser muy valientes.

Sabemos que el estrés no es malo per se, ya que es necesario para poder lidiar con situaciones adversas. Resumiendo mucho, una situación que provoque estrés hace que se dispare la segregación de la hormona cortisol y esta se encarga de aumentar el nivel de glucosa en sangre, cuya disponibilidad permitirá a los músculos trabajar a destajo, bien sea para huir, bien sea para luchar.

Hasta aquí todo bien. El cortisol tiene su propio ciclo diario. Su nivel en el cuerpo aumenta por las mañanas y su efecto es incrementar la disponibilidad de glucosa, necesaria tras el periodo de ayuno de la noche. Ahora bien, ¿qué ocurre cuando algo o alguien nos provoca un estrés permanente? Exacto. Tu cortisol se mantiene alto también de modo permanente y son esos altos niveles los que te destrozan la vida.

El cortisol elevado tiene los siguientes efectos negativos: disminuye la capacidad del sistema inmunológico, por lo que estás más expuesto a infecciones y enfermedades (mejor es que vayas a vacunarte contra la gripe), y disminuye la función ósea (atención especial a las mujeres). Los efectos anteriores son malos, pero no los peores. Niveles altos de cortisol reducen tu materia gris del hipocampo, lo que genera pérdida de memoria y de capacidad intelectual. Por último, se aprecia una amplia correlación entre cortisol alto y desarrollo de alzhéimer.

Además de salir corriendo, también te vendrá bien dejar el café, hacer ejercicio, dieta sana, reír y amar en sentido amplio.

P.D.: Por economía de lenguaje he utilizado un único género, deberá siempre entenderse que jefe incluye a jefa y viceversa.

* Dream Team Executive Search.