Buscarte en Internet,

engañar a tu hermana,

felicitarte en tu cumple,

enviarte un privado,

hablarte de Texas,

respetar tus señales,

invitarte a un concierto,

escribirte en resaca,

incendiar un Starbucks,

pedirte el teléfono,

venderme en palabras,

escuchar tus sermones,

intentar convencerte,

entender tus silencios,

comprar libros juntos,

quedar a escondidas,

patrullar en tu coche,

beberte a sorbitos,

besarnos culpables,

sufrir gatillazo,

echarnos de menos,

hacerte canciones,

nombrarte en terapia,

llevarte al teatro,

narrarte mis traumas,

tratar de olvidarte,

buscarte en los bares,

mudarme de casa,

volver a tocarte,

empezar desde abajo,

entender que es despacio…

En fin,

cosas

que volvería

a hacer

cien mil

veces,

para

quedarme

siempre

en tu vida.

Poema del libro Mi chica revolucionaria.

Diego Ojeda