Por vacaciona2

Las piscinas naturales de agua de mar son la mejor forma de zambullirse sin miedo a que nos lleve una ola pero sin dejar de disfrutar del mar y su entorno. Canarias además cuenta con un buen número de charcos que han sido acondicionados para el uso de locales y turistas. Si haces turismo por las islas, solo, en pareja, con familia. Da igual. Lo importante es no dejar de ir a algunos de estos charcos naturales en Canarias, enmarcados en localizaciones paradisíacas:

  1. LOS CHARCONES (LANZAROTE). Si un lugar se llama “los charcones”, será por algo. La orografía a veces es caprichosa, y más en Lanzarote, la Isla de Los Volcanes. Al sur, cerca de Playa Blanca, podemos encontrarnos con una serie de piscinas naturales de todos los tamaños, piscinas creadas en piedra virgen donde el agua es traída por el mar abierto. Deja las vacilaciones fuera, mi niño, y remoja los pies en cualquiera de sus profundidades.
    FUENTE: Hola Islas Canarias.

  2. AGUAS VERDES (FUERTEVENTURA). Fuerteventura es sin lugar a dudas la isla bendecida con las mejores playas de Canarias. Pero si por un momento te cansar de sacarte arena de los pies, visita Aguas Verdes. Se encuentra en Playa del Valle, al noroeste de la isla majorera. Que no te engañe la ventolera. A los pies del acantilado duermen uno de los charcos naturales en Canarias más tranquilos. Bautizadas por el color verdoso de la flora marina, aquí podrás pasar el día olvidándote de cualquier pena.
    FUENTE: Visit Fuerteventura

  3. CHARCO AZUL (GRAN CANARIA). El norte de Gran Canaria está plagado de piscinas naturales. Es lógico, pues a diferencia del arenoso sur, en este punto encontramos acantilados vertiginosamente maravillosos. Y refrescantes. Nos hemos decidido por el Charco Azul en esta selección de charcos naturales en Canarias. Simplemente porque ofrece una estampa de cine. Está en Agaete, y además no se encuentra cerca del mar, sino que es llenado por el agua de su cascada natural través de su caldero desde 20 metros de altura.
    FUENTE: Pinterest.

  4. CHARCO DEL VIENTO (TENERIFE). Uno de los charcos naturales en Canarias más peculiares está en La Guancha. El Charco del Viento es de origen volcánico, pues al enfriarse el magma con el contacto del agua se formó dos brazos que han creado este lugar de ensueño. Está resguardado de la fuerza del Océano Atlántico y flanqueado por plataneras, así que los chapuzones aquí son de escándalo. Además, tiene vistas al Padre Teide. No se puede pedir más.
    FUENTE: Hola Islas Canarias.

  5. CHARCO DEL CONDE (LA GOMERA). Valle Gran Rey es uno de los centros más turísticos de la isla colombina, y que a nadie le extrañe. Es una localidad que tiene de todo, desde sol hasta tranquilidad absoluta y, cómo no, uno de los charcos naturales en Canarias más atractivos. Está a medio camino de ser playa, aunque en realidad es un lago natural protegido de la marea abierta. Si está entre tus planes viajar a La Gomera, apúntate esta piscina natural sí o sí.
    FUENTE: Flickr, pvillarrubia

  6. CHARCO AZUL (LA PALMA). Será por charcos azules en Canarias. La Isla Bonita tampoco iba a dejar de tener su piscina natural con ese fascinante color turquesa. Protegido del mar, es un pequeño espacio en San Andrés y Sauces donde muchos lugareños se permiten desde pegarse saltos hasta aprovechar su cascada como si se tratara de un spa. Para los más pequeños hay una piscina adaptada aparte a ellos.
    FUENTE: Visit La Palma

  7. CHARCO AZUL (EL HIERRO). Sí, del azul nadie se cansa en las islas, por eso es uno de nuestros colores simbólicos. La Isla del Meridiano tiene su propia versión azulada. Además, es uno de los charcos naturales en Canarias más increíbles, como esculpido con maestría por algún loco del arte. Está bajo un roquete de roca volcánica. Darse aquí unos largos es todo un lujo pero al alcance de todos. Cuando visites El Hierro, toma nota de este destino imprescindible.
    FUENTE: Guía del Ocio.

 

 

  • Dale “me gusta” a nuestra página de Facebook.
  • Síguenos en Twitter, pío, pío.
  • Cuchichea nuestras fotos en Instagram.
  • Mira los vídeos de nuestros viajes en Youtube.