Por Sixto Javier Pérez

Uno de los directores más fascinantes es sin duda Roman Polanski, conocido por películas como China Town, Bitter Moon y The Pianist, esta última por la que obtuvo el premio a mejor director por parte de la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas de los Estados Unidos, siempre se ha rodeado del escándalo, ya que desde hace unos años tiene una orden de arresto en Norteamérica, situación por la cual desde hace años solamente radica en Europa. Su nueva película, D’après une histoire vraie o Basada en Hechos Reales está ambientada totalmente en Francia y es protagonizada por su musa, Emmanuelle Seigner además de contar con el enorme talento de Eva Green, logrando crear un thriller asfixiante.

Polanski siempre consigue atraparme con sus películas, con esta última ha conseguido mantenerme interesado, intrigado, sin parpadear queriendo saber qué va a pasar, pero debo reconocer que no es su mejor película, aunque hay que dejar en claro algo, la peor película de Polanski va a ser la mejor que puede estar en cartelera en ese momento, porque los genios como Polanski aunque tengan 84 años van a ser genios siempre, hasta después de su muerte.

Basada en hechos reales se centra en Delphine (Emmanuelle Seigner) es una exitosa escritora de best sellers, paralizada ante la idea de tener que comenzar a escribir una nueva novela. Durante una firma de libros, conoce a Elle (Eva Green), una enigmática y cautivadora mujer que se declara gran admiradora de su trabajo. Pronto Elle se convertirá en su confidente y ambas mujeres comenzarán una extraña e íntima relación. Pero ¿quién es Elle en realidad? ¿Qué pretende? ¿Ha venido para darle un nuevo impulso a la vida de Delphine o para arrebatársela?

Lo mejor de Basada en Hechos Reales es, sin duda, la música de Alexandre Desplat que acompaña incesantemente y progresivamente a los personajes. Una magnífica banda sonora muy hitchcockiana, capaz de transformar de forma magistral en sonido el estado de ánimo ansioso y atormentado de delphine.

Además, el otro gran motivo para ver la película es por su reparto. La actuación de Eva Green es notable, quizás llevando parte de la película, mientras que podemos decir que Seigner cumple como debe su rol, quizás un poco opacada por la labor de su compañera.  

El problema tal vez tiene que ver con que guarda cierta similitud a dos películas que no son de Polanski, una de ellas es Misery (con Kathy Bates y James Caan) en dónde un escritor es prácticamente secuestrado por su más ferviente admiradora; otra es Mujer soltera busca donde la sobrina de Jane Fonda, Bridget Fonda, pone un anuncio para compartir su vivienda y llega una mujer que la empieza a imitar en todo y la primera va perdiendo su propia personalidad.

Si esas dos películas no existieran, tal vez esta cinta sería más valorada, se puede pensar que Polanski las vió y se basó (más que en hechos reales) en elementos de estas dos cintas.

El otro aspecto negativo es el ritmo al que el espectador va incorporando información: siempre va dos pasos por delante de la narración, lo que arruina cualquier golpe de efecto o sorpresa y esto en un thriller psicológico es un gran error.

En definitiva, Polanski sigue en el ruedo con buenos films, pero que no pasan de eso, por la poca profundización de la trama. Nos encontramos con una correcta película sobre la distorsión de la realidad a cargo de uno de los especialistas en la materia. A mi, personalmente, ha conseguido atraparme desde el primer momento, pero es cierto que no entra en el top de las mejores películas del director.

NOTA: 3 de 5

LO MEJOR:

  • Banda sonora
  • Eva Green
  • Dirección

LO PEOR

  • Termina siendo predecible
  • Ritmo lento
  • No es de lo mejor del director