Por Sixto Javier Pérez

Diez años después, llega la demoradísima secuela de Los extraños, aquella película de 2008 protagonizada por Liv Tyler que fue un inesperado éxito de taquilla. Como era de esperar, esta nueva entrega no está a la altura de la original. He salido con la sensación de haber visto esta película muchísimas veces, pero es cierto que en su segunda mitad resulta entretenida.

 En esta ocasión la historia se centra en Cindy (Christina Hendricks) y Mike (Martin Henderson),  un matrimonio con dos hijos, Luke (Lewis Pullman) y Kinsey (Bailee Madison). Con la idea de pasar una temporada en un campamento de caravanas antes de dejar a la problemática Kinsey en un internado, se embarcan en un viaje por carretera. Pero el viaje cobra un giro peligroso cuando se ve interrumpido por la llegada de tres psicópatas enmascarados que les atacan sin piedad. La familia deberá dejar atrás sus rencillas y unirse para hacer todo lo posible para sobrevivir.

Resultado de imagen de the strangers 2 wallpaper

La cinta es muy parecida en bastantes aspectos técnicos a su antecesora “Los extraños” (2008), empezando por la historia simple que tiene y que cuenta en una hora y cuarenta minutos de duración. Por momentos hay un mal manejo de cámara, sobre todo en algunas escenas de tensión dentro del argumento. Las secuencias de “terror” y tensión que nos presentan a medida que avanzamos en la película son sencillas, ni buenas ni malas. La ambientación no logra darle al espectador la sensación de miedo o terror hacia los protagonistas.

El guión, escrito entre cuatro personas, es muy pobre, no se logra entender ni tampoco explican por qué los antagonistas hacen lo que hacen, hay una sub-trama dentro de la historia principal que es en base a un personaje y es completamente innecesaria y absurda. A lo previsible de la propuesta hay que añadir una desidia y falta de originalidad en las muertes de los personajes que la convierten en un producto menor; ya que las ejecuciones en este tipo de género suelen ser lo más destacado de la función y aquí se encuentran al mismo nivel que el resto de características del film. El relato por momentos va muy acelerado, luego va lento, es muy irregular.

Resultado de imagen de los extraños 2

También podemos observar que los personajes son aburridos, no interactúan entre ellos, se siente de entrada que no hay química con ninguno. Tampoco están desarrollados, la experiencia que sufren en el parque de casas móviles parece ser que no tiene consecuencias o secuelas en éstos en el acto final.  Los momentos de tristeza o emotivos son mal aprovechados, no le dan el tiempo al espectador para comprender o sentir empatía sobre algún personaje porque ya se pasa a otra secuencia. Los actores están sobreactuados, cuesta mucho empatizar con ellos.

Pero no todo es malo en esta entrega. Como ya dije al principio es entretenida, quitando los primeros minutos de presentación. Hay un par de escenas que destacan notablemente, una de ellas es la secuencia de la piscina. No diré nada, pero sin duda es lo mejor de la película. Además, el gran trabajo de iluminación, que presenta claroscuros ideales para los sustos y golpes de efectos, se suma a la excelente idea de un escenario tan tétrico como efectivo: las casas rodantes, movilidad y hogar de nómades a los que nadie parece extrañar, un parque de atracciones para los asesinos en cuestión.

También la música, que incluye ritmos de los ochenta y los efectos sonoros, fundamentales para marcar la atmósfera de espanto, cumplen.

Resultado de imagen de los extraños 2

En definitiva, esta nueva entrega de Los extraños no está a la altura de la original. Una cinta innecesaria como secuela al no contar nada que no se supiera ya, pero entretenida en algunos momentos. Si eres fan de la original no vayas a ver esta con las expectativas muy altas.

Nota: 2 de 5

LO MEJOR

  • La escena de la piscina
  • Iluminación
  • Ambientación
  • Música

LO PEOR

  • Guion
  • Muertes poco originales
  • Interpretaciones
  • Ritmo irregular