Por Sixto Javier Pérez

Cada día cuenta la historia de Rhiannon, una adolescente que se enamora de un misterioso espíritu, “A”, que se despierta en un cuerpo diferente cada día. Sintiendo una enorme conexión, Rhiannon y “A” intentan verse, sin saber qué o quién les traerá el nuevo día. Esta premisa, algo distinta a la que estamos acostumbrados en la comedia juvenil romántica, convierte esta película en cuanto menos original y con un mensaje tolerante, aunque con un desarrollo torpe y una conclusión sacada de la manga.

Es una comedia fresca que también tiene momentos dramáticos y es sobre todo reflexiva. ¿Qué pasaría si cada día te enamoraras de una persona distinta? No es solo que la película vaya desarrollando la premisa, es que hace que el espectador se ponga en esa tesitura al ver a “A” cambiar de cuerpo. La película trata de explorar cómo se sienten las personas por dentro y cómo nos podemos enamorar fijándonos únicamente en el interior.

Resultado de imagen de every day movie

La historia es bastante curiosa, al principio engancha, hace gracia ver las distintas vidas que este ser va viviendo todas las mañanas al despertar, el cómo se enamora de una chica del instituto de la ciudad en la que está ahora y como intenta hacer una vida normal con su complicada situación.

Quizás el mayor defecto de Cada día sea no haber explotado todas las posibilidades que la temática LGTB le ofrecía. “A” no entiende de etiquetas mientras que Rhiannon intenta desprenderse de ellas y comprenderle mejor, pero no se las termina quitando nunca.

Cada nuevo cuerpo en el que despierta está específicamente diseñado por los guionistas. Curiosamente los días en los que A intima con Rhiannon, se despierta como un chico de proporciones atléticas. Y aquellos en los que no pasan de la primera base, el aspecto tiene un tono más aleatorio. Que si bien es una reacción lógica, queramos o no el físico cuenta; es justamente lo contrario lo que la película quería mostrar.

Resultado de imagen de every day movie

Además, al final pierdes el interés, tienes más curiosidad por saber quién es de verdad “A” que la historia de amor que es en lo que se centran. También es cierto que la película es para un público adolescente, que de seguro le va a encandilar más la historia de amor, que los orígenes de un espíritu.

Además le falta humor, picardía y situaciones gamberras. Tiene un tono tan exageradamente dulce e inocente que  no conseguimos apreciar la conexión entre los jóvenes, con citas que parecen sacadas de un catálogo de ropa, con burbujas, bengalas y risas forzadas mientras corretean por escenario tan clásicos como poco originales: la playa, la cabaña en el bosque o un campo de fútbol americano al atardecer.

Tengo que admitir que, aunque le ponga algunas pegas, ‘Cada día’ me ha entretenido y en general el reparto hace un buen trabajo. El director Michael Sucsy se ha rodeado de un elenco de jóvenes actores que están destacando últimamente por sus apariciones en series o películas, como Owen Teague, Justice Smith, Angourie Rice o Lucas Jade Zumann, entre otros.

Resultado de imagen de every day movie

En definitiva, Cada día es una película con una premisa original, muy entretenida dirigida principalmente a un público adolescente, pero que no termina por dar un paso más a favor de la diversidad. Nos vende la idea de que la belleza está en el interior, pero al final esto no lo vemos por ningún lado.

Nota: 2,5 de 5

LO MEJOR:

  • Idea original.
  • Su estupendo reparto adolescente.
  • Mensaje que “intenta” transmitir.

LO PEOR:

  • Desarrollo torpe.
  • Final precipitado.
  • Las diferentes citas.
  • No da un paso más a favor de la diversidad.