Por Sixto Javier Pérez

Si hay un género cinematográfico más subjetivo que el resto, definitivamente es la comedia. Todos nos reímos de distintas cosas; todos tenemos diferentes sentidos del humor, y todos diferenciamos de maneras variadas lo gracioso de lo asqueroso; lo divertido de lo simplemente vulgar. Algunos prefieren las comedias más inteligentes, que favorecen el diálogo absurdo, mientras que otros prefieren historias más caricaturescas, en donde los cineastas no tienen miedo de incluir elementos como vómito, desnudos, malas palabras y otras vulgaridades para entretener a su público.

Es a este último subgénero que pertenece la más reciente comedia estadounidense en estrenarse en nuestras salas, #SexPact (terrible traducción, aunque en defensa de la distribuidora, la tarea de traducir el nombre original, “Blockers”, que no es más que una versión censurada de la expresión “Cockblockers”, siempre iba a ser complicada). Se trata de una buena comedia y resulta ser extremadamente entretenida si es que uno disfruta de este tipo de humor, pero no llega a trascender más allá de las limitaciones de su propio subgénero.

Resultado de imagen de blockers wallpaper

La película se centra en un grupo de tres chicas adolescentes que deciden hacer un pacto: perder su virginidad en el baile del instituto. Tras descubrir el plan de sus hijas, las preocupadas madres junto a los padres de las jóvenes, se proponen poner en marcha un plan para que ese pacto nunca se lleve a cabo. Los motivos de las tres chicas son muy diferentes: una quiere sellar su relación con su novio formal, otra aprovechar el momento para pasar a la vida universitaria con cierta experiencia y otra, aunque cree que lo hace para no perder la amistad con el resto, encuentra una oportunidad para conocerse mejor a sí misma. Las situaciones familiares de las tres chicas son también muy diversas; la directora utiliza las tres familias como una declaración de intenciones a favor de los modelos familiares menos tradicionales: la madre soltera, el padre divorciado, la pareja perfecta interracial…

No todas las comedias sexuales para mayores de 18 años funcionan, pero cuando incluyen no solo gags sexuales y vulgares, sino también la humanidad de sus personajes, pueden terminar siendo productos tanto entretenidos como emocionalmente potentes y esto es lo que ocurre en #SexPact, aunque también tiene altibajos muy acusados a lo largo del metraje: cuenta con momentos hilarantes pero también con otros mucho más flojos y no puede evitar ser soez hasta la náusea en algunos sketches puntuales… que por cierto, no suelen estar relacionados con el sexo, terreno en el que la cinta se desenvuelve con mayor soltura, sino con otros líquidos corporales apelando a una escatología salvaje.

Resultado de imagen de blockers movie

Aquí la directora apunta a la superprotección que muchos padres ejercen sobre sus hijas; algunos por prejuicios,  por miedo a que repitan los errores que ellos mismos cometieron en la adolescencia o por no soportar la idea de pérdida de la inocencia de quienes fueron sus bebés.

A pesar de que maneja humor vulgar, todos los personajes dicen malas palabras, y hay varios desnudos, principalmente por parte de los hombres, trata de ser lo más liberal y políticamente correcta posible (al menos para estándares de este tipo de filme). Todos aceptan sin chistar al personaje homosexual, e incluso incluye una escena en donde un personaje femenino da un breve discurso sobre el doble estándar entre hombres y mujeres. #SexPact  demuestra que es posible realizar una comedia sexual exagerada sin ser machista, homofóbico u ofensivo, tratando de transmitir los valores de nuestros días.

Del elenco de los adultos resalto a Cena y Leslie Mann. El primero sigue demostrando que tiene talento para la comedia, y que no tiene miedo de hacer el ridículo frente a cámaras. Si han visto el trailer tendrán una idea de lo que Mitchell termina haciendo en una fiesta adolescente, pero eso no es lo único a lo que se expone Cena. Su ritmo cómico es impecable, y resulta muy entretenido verlo interpretar a un personaje opuesto a su imagen pública; sí, es musculoso e intimidante, pero también sensible y emocional.

Resultado de imagen de blockers wallpaper

En definitiva, debo reconocer que #SexPact me terminó gustando. Se trata de una comedia sexual que sirve como metáfora de los miedos que tienen los padres una vez que los hijos se hacen mayores. La película demuestra que se puede hacer humor incorrecto sin caer en el insulto, en tópicos raciales y sin reírse de los defectos físicos, y que se puede ser al mismo tiempo integrador y políticamente incorrecto.

NOTA 3/5

LO MEJOR:

  • El mensaje de igualdad sexual.
  • Entretiene y te saca alguna que otra carcajada.
  • El reparto, principalmente Cena y Leslie Mann.

 

LO PEOR:

  • En el fondo es una comedia tonta llena de clichés.
  • Algo de escatología innecesaria.
  • Poca novedad u originalidad ante comedias similares.