Por Yanira Santana

Ubicado en la cornisa oriental, frente al barrio popular de la medina y de Geuele Tapée, Soumbédioune es un mercado que son dos: por la mañana de artesanía; por la tarde de pescado. Los mariscos y pescados más frescos se venden en la playa de Soumbédioune al mejor postor al final del día, mientras se puede ver a los pescadores que llegan en sus canoas para desembarcar distintas variedades de peces; una vista muy hermosa. Por las mañanas, el mercado alberga a los mejores artesanos del cuero, de la cestería y del famoso vidrio pintado senegalés. Una experiencia que no se olvida.