Por Sixto Javier Pérez (@6tojavier)

Brillante, ingeniosa, original, aterradora y conmovedora. Sí, lo confirmo, estamos ante la mejor película de terror de la temporada. Es una auténtica maravilla que hará disfrutar a los fanáticos del terror, pero no solo pasarás miedo también consigue llegar directa al corazón, algo que muy pocas veces sucede en el género de terror. Jamás imaginé que fuera a emocionarme de esta manera.

Esta película es un no parar. Un viaje de hora y media en el que la adrenalina se adueña del cuerpo y te zambulle en ese mundo. Genera tanto miedo que te paraliza, te olvidas hasta de respirar. Esto demuestra cuán importante es el ritmo de una película. El montaje es preciso y sabe cuando dejar respirar al espectador. Pero  y más importante aún en una película de terror  son el sonido y las actuaciones las que se llevan la palma. Krasinski y sus guionistas han sido enormemente inteligentes al pivotar su película en torno al sonido, silencios incluidos, sin apenas diálogo. Una tarea tremendamente complicada de la que salen más que airosos. Todos estos elementos bien conjuntados hacen que Un lugar tranquilo posea algunas de las escenas de tensión más intensas del cine de terror actual.

Resultado de imagen de a quiet place wallpaper

Un lugar tranquilo es el segundo trabajo como director y actor de John Krasinski, que cambia la tragicomedia por el terror. La historia sigue a Evelyn (Emily Blunt) y Lee (John Krasinski) Abbott,  una pareja con tres hijos que vive una granja aislada de toda civilización al norte de Nueva York. Esta familia ha sobrevivido durante meses en un mundo invadido y amenazado por mortales criaturas extraterrestres que se guían por el sonido para cazar. En este contexto en el que una palabra puede significar la muerte, la familia Abbott vive silenciosamente, andan descalzos y se comunican por medio del lenguaje de señas.

John Krasinski ha conseguido una película tan terrorífica como emocionante, con algún momento al borde de lo lacrimógeno y una profundidad inmejorable. Aflora de forma sutil la sensación de depresión, el sentimiento de culpa y el rechazo. Un lugar tranquilo posee una profundidad y una serie de valores humanos que no suelen encontrarse en los filmes de este género, que suelen limitarse a enlazar susto tras susto. Eso no implica que la película descuide sus aspectos técnicos y  formales;  hay momentos realmente estremecedores propiciados, precisamente, por esa lucha soterrada entre el sonido y el silencio, donde el amor y el valor es capaz de ganar el pulso al miedo.

Resultado de imagen de un lugar tranquilo wallpaper

Un lugar tranquilo busca que te remuevas en el asiento, que te sobresaltes con los contrastes entre ruido y silencio y sobre todo, conmoverte. Utilizando una emotividad comedida mediante la relación entre padres e hijos, no se deja llevar por sentimentalismos fáciles.

Es evidente que la película cuenta con un gran trabajo de sonido. Cada pequeño ruido, que  puede desembocar en un peligro para los protagonistas, es medido y registrado en la película. Con el mismo cuidado que los personajes se mueven, viven y sobreviven, se transmite la atmósfera. Cierto es que en toda película de terror éste elemento es el que hace un elevado porcentaje de la película, pero en éste caso se nota aún más. Sin duda, la ausencia de sonido durante las escenas de mayor tensión no hace sino acrecentar la angustia del espectador, que siente, padece y se sienta desgarrado por dentro como los protagonistas.

Resultado de imagen de un lugar tranquilo pelicula

Otro aspecto muy importante a destacar es el diseño de producción de la granja, en la que meses antes de la película, se plantaron diez hectáreas de maíz, se construyeron graneros y se diseñaron unos interiores con carácter neo-impresionistas, que nos trasladan a una América profunda y rural, creando mayor sensación de aislamiento si cabe.

Gran parte de la angustia que genera la película no sería posible sin unas soberbias interpretaciones. Todo el reparto está espectacular, lo bordan. Millicent Simmonds es la hija mayor de la familia, aportando a la historia la energía y reveldía necesarías contra las reglas prefijadas para sobrevivir. La joven actriz, sorda en la vida real, es capaz de aportarnos en gestos y miradas la necesidad de afecto que tiene su personaje, además de esa lucha tan adolescente de querer valerse por sí misma y de encontrar su sitio. También destaca Emily Blunt como Evelyn, se respira su amor maternal y su preocupación por mantener a su familia a salvo durante toda la película.

Resultado de imagen de un lugar tranquilo pelicula

No quiero dar muchos detalles de sus monstruos, pero su diseño es excelente. Aunque resulte sencillo a primera vista y nos recuerde a otros alienígenas del cine, encierran una sorpresa que es visualmente impactante y muy inteligente.

Uno de los defectos del film es su banda sonora. Tiene sentido colocar banda sonora a una película donde el silencio es lo más importante? Aunque efectivo, resulta contraproducente y nos hace pensar en lo atrevido que hubiera sido realizar la película sin el apoyo musical. El único punto flaco que le encontramos a la magnífica pieza de terror que ha construido Krasinski.

Resultado de imagen de un lugar tranquilo pelicula

En definitiva, Un lugar tranquilo es una obra maestra del género del terror que permanecerá en tu cabeza durante mucho tiempo. Muy pocas películas de terror han conseguido que salga del cine con tanta angustia. Desde hoy me declaro fan de Un lugar tranquilo.

NOTA: 4,5 de 5

LO MEJOR: dirección, guion, trabajo sonoro y reparto. Es angustiosa, terrorífica y emocionante a partes iguales.

LO PEOR: banda sonora innecesaria