Por Sixto Javier Pérez

¿De qué trata la historia?

Davis Okoye es un especialista en primates de reconocido prestigio que mantiene un vínculo muy importante con un singular gorila albino llamado George, un animal que posee una inteligencia extraordinaria y al que lleva cuidando desde su nacimiento. Cuando este gorila es víctima de una peligrosa modificación genética, su ADN mutará rápidamente y de manera incontrolada. Será entonces cuando George crezca de forma exponencial y se convierta en un monstruo violento. Su tamaño, rapidez, agilidad y violencia estarán fuera de control. Pero este gorila no es el único animal que ha mutado, Okoye pronto descubrirá que hay otros animales que tienen el mismo problema, y que destruyen todo lo que encuentran a su paso. Para frenar esta amenaza, Okoye deberá enfrentarse a los responsables de esta mutación que está sembrando el pánico en el mundo.

Resultado de imagen de rampage movie

Rampage nos ofrece  dos horas de puro entretenimiento y acción. No esperes una película con una buena historia porque no la tiene, es más, su guion no tiene ni pies ni cabeza, es un auténtico caos, por lo que si te pones a analizar todo lo que sucede puedes terminar muy enfadado. En este tipo de películas hay una norma clara: dejarte llevar y poner tu cerebro en off. Solo de esta manera podrás conseguir pasar un rato ameno y divertido. Por eso quiero dejar claro que es una película puramente dedicada a entretener, ni más ni menos y la realidad es que lo consigue.

El ritmo de la película va en continuo aumento, mientras que en un inicio puede parecer algo más lenta según avanza el filme la acción y la adrenalina atrapan al espectador junto con un despliegue enorme de efectos especiales e imágenes generadas de forma digital.

La trama del filme puede resultar, quizás, demasiado predecible en este aspecto estamos ante una película pobre, pero la continua acción nos atrapa sumergiéndonos en ese mundo.

Hay que destacar, asimismo, el acierto en el diseño de George, el gorila albino. Su apariencia muy creíble y su expresividad (culpable, eso sí, de la afortunadamente única vulgaridad del film) hacen que resulte más simpático que aterrador y se pueda empatizar con él antes que con otros personajes humanos, que dejan mucho que desear.

Dwayne Johnson vuelve a interpretar al mismo personaje de otras películas. Él es consciente de ello y sinceramente, lo hace bien. El resto del reparto presenta caras conocidas como Malin Akerman, que interpreta a una villana cegada por el capitalismo; y al mismísimo Negan de “The walking dead”. Un Jeffrey Dean Morgan que resulta tan cargante como en la serie de los zombies.

Resultado de imagen de proyecto rampage movie

En definitiva, estamos una película para pasar un buen rato. Encontrarás mucha acción, bastante humor y efectos especiales. La película no engaña, ofrece lo que promete.

NOTA: 2,5 de 5

LO MEJOR: Su inicio, Dwayne Johnson, efectos especiales y el gorila albino.

LO PEOR: El guion.  Sus diálogos dan vergüenza ajena.