Por Sixto Javier Pérez

Debo reconocer que cuando vi el tráiler de Campeones sentí rechazo hacia la película, pues no es fácil llevar al cine el tema de la discapacidad intelectual. Si la enfocaban desde el punto de vista del humor podría ser muy ofensiva, pero si fuera un drama seguramente buscaría la lágrima fácil.

Para mi sorpresa les tengo que decir que estamos ante la película revelación de la temporada. Hacía mucho tiempo que no disfrutaba tanto en una película española. ¿Me he reído? Mucho, hasta el punto que he llorado de las risas y el resto de espectadores que estaban en la sala también. Pero este humor para nada es ofensivo ni pretende reírse de estas personas. Campeones tiene un mensaje que contarnos. Un mensaje de tolerancia, respeto y enseñanza entre personas completamente diferentes. Y que nadie piense que dicho mensaje se introduce de manera forzada o con excesiva moralina. ¿Me he emocionado? También, quien no llore con esta película no tiene corazón. En lugar de perseguir la lágrima fácil del público, algo que se podría conseguir alargando más de la cuenta determinadas escenas, se prefiere la búsqueda de unas emociones más naturales y sinceras. ¡Y vaya que si lo consigue!

Resultado de imagen de campeones película

¿De qué trata?

Marco (Javier Gutiérrez) se considera un tipo normal, claro que no es demasiado optimista y además tiene un miedo atroz a crecer de verdad. Es el segundo entrenador de un equipo profesional de baloncesto. Tras estrellar su coche al conducir ebrio, se ve obligado a entrenar a un grupo de chavales con discapacidad intelectual por orden de la juez. A regañadientes comienza lo que para Marco significa un trabajo forzado. Sin embargo, cuanto más tiempo pasa con ellos, más se da cuenta de que estos chicos con discapacidad son felices e independientes más allá de su enfermedad. ¿Quién es entonces el normal?

Aunque el filme provocará que más de un espectador llore, no se puede decir que sea un drama sobre los problemas que han de vivir estos individuos en una sociedad repleta de prejuicios. No, Campeones aborda esta temática desde la comedia, utilizando para ello un humor inteligente y con mucho respeto.

De todos modos, Campeones no es perfecta. Su duración es excesiva, aunque reconozco que no se hace pesada ni larga en ningún momento. No obstante, se nota que hay fragmentos que se podrían haber eliminado.

Resultado de imagen de campeones película 2018

Me ha parecido maravilloso que el equipo apueste por personas con discapacidad. Probablemente esto costó un poco durante la producción, pero en pantalla tiene un efecto totalmente realista.

En definitiva, Campeones es la gran sorpresa de la temporada. Una película que todos deberíamos ver para entender lo que es la normalización. Bien dirigida,  interpretada y con un buen guion conseguirá que te rías y emociones como pocas películas lo consiguen.

NOTA: 4 de 5

Lo mejor: equilibrio entre humor y respeto.  Te ríes y emocionas a partes iguales. Javier Gutiérrez está a la cabeza de un reparto no profesional que funciona bastante bien. El tema de Coque Malla para la BSO.

Lo peor: sobran algunos momentos y el personaje de Sonia (mujer del protagonista).