Por vacaciona2

Hacer turismo en Canarias es toda una experiencia extrasensorial, ¡cuanto menos! Quien viene a las islas no sólo se baña en sus cálidas playas o recorre sus verdes montes. También se ve obligado, sin comerlo ni beberlo, a mezclarse con su gente si va a un bar a pedir un leche y leche o un barraquito. ¿Qué es eso? Pues parte de nuestra cultura, el léxico canario, que utilizamos tan frecuentemente que olvidamos que los “guiris” no saben de lo que hablamos. Para ellos va este nuevo repertorio de palabras canarias, esta vez enfocado para cuando vayas a un bar. Toma nota y “be canario, my friend”.

BARRAQUITO O LECHE Y LECHE. No os vamos a dejar mucho más con la intriga. Lo que en la península se llama “café bombón” en Canarias es un “barraquito”, con el añadido de leche normal. Uséase: leche condensada, leche líquida y café, en ese orden. El “barraquito” es muy propio de Tenerife, mientras que en Gran Canaria solemos llamarlo más “leche y leche”. Así que cuando vayas a un bar, pídete esta delicia a medio camino entre dulzón y amargo.

FUENTE: Amantes del café.

GUACHINCHE. Esto sí que es propio de Tenerife, sobre todo del norte de la isla. En nuestro blog de viajes te hablamos un poco más de ellos y de los mejores ejemplos. Se define como un establecimiento de comidas caseras donde además sirven vino propio o de su zona. O al menos eso es lo tradicional. Lo innegable son esos platazos con comida que igual podría ser de tu madre, riquísima y encima en abundancia. Los precios también son populares. La palabra viene “I’m watching you”, que era lo que los ingleses le decían a los locales esperando a que les den de comer.

FUENTE: El País.

PA’L BUCHE. Si al final te decides por un guachinche (o bochinche, como ha sido adaptado en Gran Canaria) no te olvides de brindar y después… ¡pa’l buche! Es como decir “para la garganta”, “para el estómago” pero siempre dispuesto a saborearlo y bien. “Buche” a secas también lo puedes decir cuando vayas a un bar en Canarias, a razón de tomar un buche de café, un buchito de vino, un buche de ron… O sea, un sorbo.

FUENTE. Somos Mamás.

ROSCAS O COTUFAS. Entre Tenerife y Gran Canaria existe además un enfrentamiento léxico que notarás incluso cuando vayas a un bar, incluso si vas al cine y pidas palomitas. No, no. Pide “cotufas” si estás en Tenerife o “roscas” si vas a Gran Canaria. Como suele ocurrir, adaptamos la expresión anglosajona “corn to fry” y la hicimos propia. Incluso la exportamos a Venezuela y allí también se piden cotufas antes de entrar a una sala.

FUENTE: Cocina y vino.

QUEQUE O BIZCOCHÓN. Volvemos a las diferencias en el léxico canario, según la provincia. Cuando hablamos de “Queque” en Las Palmas es porque vemos un bizcocho casero, de esos al horno bien esponjoso. Ha sido la evolución del término anglosajón “cake”, y ya veis como lo hemos tergiversado. En Tenerife se le hace referencia más bien como “bizcochón” porque es grande y se lo comen también con los ojos.

FUENTE. Comida Uncomo.

ESTOY AÑURGADO. Si te tomas un queque (o bizcochón) seguramente acabes “añurgado”. Es un postre seco que como no lo mojes en el barraquito cuando vayas a un bar en Canarias, se te puede hacer un nudo en la garganta y se quede ahí. Eso es estar añurgado, una molestia. Aunque también su significado se desdobla y hay quienes lo dicen para expresar una tristeza o sentimiento desgraciado. Los isleños somos así.

FUENTE: Onmeda.

ESTOY EMBOSTADO. Con todo lo que hemos comido es normal que nos quedemos embostados, es decir, con el estómago lleno. Además podemos darle uso como sustantivo y decir “emboste” en plan: ¡menudo emboste! Quiere decir que o bien nos llenamos la panza en demasía o bien alguien ha preparado una comida bastante ampulosa que eso no se lo acaba cualquiera. Cuando vayas a Canarias no podrás evitar acabar embostado con nuestra rica gastronomía.FUENTE. Clarín.

  • Dale “me gusta” a nuestra página de Facebook.
  • Síguenos en Twitter, pío, pío.
  • Cuchichea nuestras fotos en Instagram.
  • Mira los vídeos de nuestros viajes en Youtube.