Por Sixto Javier Pérez

Grata sorpresa la que me llevé con Nerve. Una película entretenida para pasar el rato con un mensaje que te hará pensar. No empieza muy fuerte, pero poco a poco va cogiendo fuerza, logrando captar el interés del espectador.  Sin duda, va dirigida para un público joven, pero a pesar de ello creo puede gustar a todos los públicos ya que refleja bien (no al pie de la letra) la preocupante relación que tenemos con las nuevas tecnologías.

Tengo reconocer que la idea es original y atractiva: Vee Delmonico (Emma Roberts) es una joven y tímida estudiante de secundaria que decide apuntarse a Nerve, un provocativo juego online de verdad o atrevimiento en el que una audiencia observa todo, vota y además comenta. Al principio logra mucho éxito y disfruta la situación, sobre todo gracias a los premios que ofrece el juego, que parecen estar diseñados especialmente para ella. Así, empieza a competir junto a un misterioso extraño (Dave Franco), que será su compañero de equipo. Pero, a medida que sube niveles, Nerve evoluciona y Vee se verá envuelta en una peligrosa situación de vida o muerte de la que tendrá que intentar salir.

Imagen relacionada

Vivimos en un momento en el que estamos las 24 horas conectados a las redes sociales, siendo cada vez más difícil tener algo tan valioso llamado intimidad, pero lo peor de todo es que si luchas y consigues dicha intimidad eres un antisocial, un rarito…En Nerve tienes dos opciones de participar: como observador o como jugador (no sé qué será peor), cumpliendo los retos que te proponen los propios observadores. Aquí vendes tu dignidad con la única finalidad de ser popular.

Técnicamente impecable, hay momentos que brillan muchísimo e incluso su banda sonora se acopla muy bien a lo que va sucediendo.  La fotografía nocturna con luces de neón es una auténtica maravilla logrando una estética moderna y llamativa. Los planos generales de la ciudad con música electrónica son espectaculares, aunque tal vez sea excesivo el uso de canciones durante toda la película.

Resultado de imagen de nerve 2016

La sobrina de Julia Roberts y el hermano pequeño de James Franco son la pareja que lleva las riendas de la peli, una como la modosita Baby de Dirty dancing y otro como el guaperas machito seductor que tiene a todas las chicas locas, y aunque por separado no daría un duro por ellos, hacen una pareja diferente con la que acabas empatizando conforme avanza la acción. Además, la buena química entre los dos protagonistas ha ayudado muchísimo a que todo sea más creíble, aunque por culpa de no profundizar más en el desarrollo de dichos personajes puede llegar generar rechazo en algunos espectadores, y con razón, pues nos hubiera gustado conocerlos un poco más ya que los personajes, muy estereotipados, sufren cambios importantes sin suficiente justificación, teniendo en cuenta que la acción sucede en menos de un día. Y este es su mayor defecto, ya que si hubiera profundizado más, todo el film sería un poco más serio y creíble. Por ello, aplaudo a la idea, pero no al desarrollo. Su final, para mi sorpresa, no me lo esperaba así, he de reconocer que me gustó, me sorprendió muchísimo.

Hay momentos que me recordó a El Show de Truman, The game e incluso a la serie Black Mirror, pero Nerve tiene mayor factura y eso se nota especialmente en el apartado técnico.

Resultado de imagen de nerve 2016

En definitiva, una película entretenida, sin más, para pasar el rato y que refleja perfectamente cómo está afectando internet a nuestro comportamiento y relaciones sociales. Cada vez somos más dependientes del móvil dejándonos llevar por aplicaciones y juegos que utiliza la mayoría sin tener en cuenta las consecuencias, todo por no ser catalogados como antisociales, por no ser diferentes…

Nota: 2.5 de 5

LO MEJOR: idea original, Emma Roberts, Davis Franco, La música, la estética de neón, el reflejo vivo de la sociedad hoy día con la tecnología.

LO PEOR: idea mal desarrollada, no tiene profundidad narrativa.

Tráiler: