Por Sixto Javier Pérez

Dennis Villeneuve tenía el difícil reto de hacer la escuela de una de las mejores películas de la historia del cine, pero para sorpresa y alegría de todos los fans de Blade Runner, Villeneuve ha hecho una grandísima película que, seguramente, no decepcione a los amantes de la primera entrega. Es cierto que no supera a su antecesora, pero sí que lo hace en el apartado técnico y en su impecable dirección.

El director, responsable de películas tan sobrecogedoras como Incendies, Prisioneros, Sicario y La llegada, se ha ido convirtiendo en uno de mis cineastas favoritos y ahora con esta secuela de Blade Runner se confirma como un director de culto, uno de los mejores del panorama actual.

La película visualmente es una maravilla, un espectáculo visual que consigue hipnotizar a todo el que se atreva a verla. Denis Villeneuve consigue trasladarnos a su mundo de una forma inexplicable. Sin duda, tenéis que verla en pantalla grande porque es un regalo para todos tus sentidos. No tengo palabras para explicarles todo lo que he sentido gracias a sus espectaculares imágenes.

El argumento nos transporta treinta años después de los eventos del primer film, un nuevo blade runner, K (Ryan Gosling) descubre un secreto largamente oculto que podría acabar con el caos que impera en la sociedad. El descubrimiento de K le lleva a iniciar una búsqueda de Rick Deckard (Harrison Ford), un blade runner al que se le perdió la pista hace 30 años.

Y esto es todo lo que puedo contarles con respecto al argumento de Blade Runner 2049. Sony Pictures ha hecho todo lo posible por evitar la publicación de adelantos argumentales. La película completa no se proyectó hasta una semana antes del estreno, los teléfonos móviles de los espectadores fueron requisados antes de entrar en la sala y, una vez dentro, los periodistas eran recibidos por un mensaje de Denis Villeneuve en pantalla que decía: “intentad no contar demasiado”.

Resultado de imagen de blade runner 2049 wallpaper

La fotografía de Roger Deakins es la mejor del año. Ver esto en pantalla grande es un privilegio, y no estoy exagernado. Deakins también se encargó de la fotografía en ‘Sicario’ y ‘Prisioneros’ y además ha sido nominado al Oscar 13 veces. Sin duda, es merecedor de todos los premios y ahora con más razón. En esta ocasión es más luminosa que la anterior. La ciudad donde se desarrolla gran parte de la trama pierde ya que es más “limpia”, pero el resto de escenarios consiguen innovar y sorprender.

La cinta cuenta con un elenco de actores de gran renombre, entre ellos está Ryan Gosling que, una vez más, demuestra su gran talento y profesionalidad, Jared Leto  hace bien su papel, está correcto, pero creo que su personaje está poco aprovechado, Ana de Armas no era de mis favoritas, pero he de reconocer que, a pesar de las limitaciones de su papel, consigue estar a la altura. Harrison Ford por su parte se luce en el tramo final, en el que Rick Deckard adquiere la importancia y el protagonismo que se merece.

Resultado de imagen de blade runner 2049 wallpaper

Ahora vamos con lo negativo…

El guion, comparado con la primera entrega, resulta ser más plano. Es uno de los puntos más flojos de la película. A pesar de que el director intenta animar la historia en el tramo final con algún giro no consigue sorprendernos y menos emocionar.

La película es demasiado larga, dedica mucho tiempo en temas redundantes a la trama principal que ya vimos en otras películas como la fabulosa “Her”. Por esta razón creo que hay 40 minutos innecesarios.

Como sucedió en la anterior entrega, el ritmo es muy lento, yo diría que demasiado. Reconozco que en determinados momentos se me hizo un poco pesada, especialmente en las escenas que no aportaban nada importante a la historia principal. Pero este defecto lo terminarás olvidando gracias a sus impactantes imágenes.

Tampoco la música consigue superar a la de Vangelis, pero entre Hans Zimmer y Benjamin Wallfisch han hecho un gran trabajo, aunque me ha faltado momentos musicales épicos, de esos que te emocionan y te ponen la piel de gallina.

Resultado de imagen de blade runner 2049

En definitiva, estamos ante una película muy digna como secuela y excelente como cinta independiente. Encantará a los amantes de la cinta original, pero también a los nuevos espectadores que les guste la ciencia ficción. Dejando a un lado el ritmo, la película consigue que el espectador disfrute como pocas veces sucede gracias a su impresionante apartado visual ¡Es maravilloso! “Blade Runner 2049” es un título obligado para ver en el cine este año.

Nota: 3,5 de 5

Lo mejor: el apartado visual, una excelente dirección, Gosling y el sonido.

Lo peor: el guion podría haber sido más ambicioso. Su ritmo, en ocasiones, es demasiado lento. Si no se conoces la original resultará probablemente confusa.